MOTORIZACIONES

Más confort
Con una simple pulsación en el interruptor o en un mando a distancia, todos los toldos que tengas se extenderán o recogerán en unos segundos.
Más duración
El movimiento suave y regular que proporciona la motorización resguarda la estructura: la tensión de la tela se regula automáticamente, asegurando una correcta extensión a lo largo de los años. Protege tu toldo con el sensor de viento y sol: en cuanto se desate viento o lluvia, o si se nubla el día, el sensor recogerá automáticamente el toldo, incluso si no estás en casa.

Más ahorro de energía
La instalación de toldos automáticos permite reducir sensiblemente el gasto en aire acondicionado, ya que pueden atenuar hasta en un 80% el calor producido por los rayos solares.

Más protección para el interior de tu hogar
Gracias a los toldos motorizados, en el interior de la casa quedan protegidos de los rayos solares alfombras, revestimientos murales y muebles.

En Europa, uno de cada dos toldos está motorizado: ¡y no es por casualidad!

ALGUNAS EJEMPLOS DE NUESTRAS MOTORIZACIONES